Nutrición: Proceso cuya finalidad es proveer al organismo de la energía y nutrientes necesarios para mantener un buen estado de salud y promover el crecimiento.

El proceso nutricional incluye tres etapas:

Alimentación
Metabolismo
Excreción

La alimentación comprende la etapa desde que se elige el alimento a consumir hasta su digestión y absorción intestinal.

El metabolismo
tiene por finalidad la utilización de los nutrientes absorbidos en forma de energía.

La excreción es la etapa que consta en la eliminación de las sustancias no absorbidas por el intestino, las no utilizadas por el organismo y las sustancias de desecho luego de ser utilizadas.

Una Dieta Adecuada

La dieta adecuada es aquella que permite al individuo mantener un buen estado de salud, libre de enfermedad.

Es aquella que permite mantener la composición de los tejidos corporales, permite el buen funcionamiento de órganos y aparatos, asegurar la reproducción, favorecer la lactancia, y una sensación de bienestar que impulse al individuo a realizar actividad.

No existe una dieta adecuada, la dieta es adecuada a cada individuo, debe adaptarse a sus necesidades (que se calculan según sexo, edad, talla y peso actual), sus gustos y hábitos, sus actividades diarias, sus posibilidades de compra, y su estado de salud.

La alimentación debe ser suficiente, completa, armónica y adecuada. Y esto se obtiene realizando un plan de alimentación personalizado a cada individuo, teniendo en cuenta todos los parámetros mencionados.

Somos lo que comemos

Debemos llevar una alimentación correcta para prevenir enfermedades y mantener un buen estado de salud.
Manteniendo un buen estado nutricional, el organismo se encuentra en balance, con un buen funcionamiento de órganos y tejidos y un buen estado inmunológico (defensas), Normalizar el peso asegura mejores condiciones orgánicas y mantener las reservas de nutrientes evita enfermedades por carencias.

 

Vitaminas Hidrosolubles

Nombre de la vitamina

Funciones

Fuentes alimenticias


Vitamina B1 (Tiamina)

Participa en el metabolismo de hidratos de carbono

Formación de fibras nerviosas

- legumbres
- carne de cerdo
- hígado vacuno
- pescados
- huevo
- nueces
- levadura de cerveza


Vitamina B2 (Riboflavina)

Metabolismo energético y proteico

Interviene en el metabolismo de la vitamina B6 y el ácido fólico

- leche y yogur
- huevo
- hígado vacuno
- carne de cerdo
- pescados
- hortalizas verdes (brócoli, espárragos y espinacas)


Vitamina B6 (Piridoxina)

Metabolismo de aminoácidos e hidratos de carbono

Funcionamiento del sistema nervioso

- hígado
- carne de pollo
- pescado
- huevo
- leche y derivados
- legumbres
- hortalizas verdes


Vitamina B12 (Cobalamina)

Metabolismo y utilización del ácido fólico

Metabolismo de lípidos y proteínas

- mariscos
- hígado
- pescado
- huevo
- carne
- leche


Niacina

Metabolismo de hidratos de carbono y grasas

- carnes
- pescados
- huevo
- aves
- legumbres
- leche
- bebidas (café y cerveza)


Acido Fólico

Formación de glóbulos rojos
protección de la flora intestinal

Participa en la formación del sistema nervioso

- hígado
- carne
- lechuga, espinaca y brócoli
- cítricos


Vitamina C

Antioxidante

Favorece la absorción del hierro y ácido fólico

Metabolismo de proteínas y hormonas

- frutas cítricas
- melón
- jitomate
- chile verde
- hortalizas verdes
- kiwi
- papa


Acido Pantoténico

Participa en el metabolismo de hidratos de carbono

- yema de huevo
- hígado
- riñón
- cereales integrales
- legumbres

Vitaminas Liposolubles

Nombre de la vitamina

Funciones

Fuentes alimenticias


Vitamina A

Crecimiento y mantenimiento de tejidos

Mejora la visión

Favorece el sistema inmunitario (disminuye las infecciones)

Acción antioxidante y anticancerígena

- leche entera
- mantequilla
- crema de leche
- queso
- hígado
- yema de huevo
- pescados
- hortalizas de hoja verde
- zanahoria
- elote
- frutas amarillas y rojas


Vitamina D

Participa en la calcificación de huesos y dientes a través de la regulación del calcio y el fósforo

- yema de huevo
- lácteos enteros


Vitamina E

Antioxidante

Protección de membranas celulares

- aceites vegetales
- yema de huevo
- mantequilla
- cereales integrales
- germen de trigo


Vitamina K

Favorece la coagulación sanguínea

- vegetales verdes



Agua como parte de la nutrición diariar
 

El agua es el componente más importante del organismo, ya que constituye el 65 % del peso corporal. No hay vida activa sin agua.

Las funciones más importantes del agua son:

  1. Es vehículo de transporte y disolvente de gran cantidad de sustancias, tanto las nutritivas como las de los productos de desecho.
  2. En ella se producen la mayoría de las reacciones del metabolismo.
  3. Es la reguladora de la temperatura corporal.

Da flexibilidad y elasticidad a los tejidos (tendones, ligamentos, cartílagos, etc), actuando como lubricante y amortiguador, especialmente en las articulaciones.

Elegir principalmente alimentos bajos en grasas y altos en fibra.

Utilizar con moderación sal y azúcar.

No hacer largos períodos de ayuno.

Comer porciones pequeñas varias veces al día.

 

Las exigencias de agua se satisfacen tomando alimentos y bebidas. Perdemos alrededor de 2,5 litros diarios agua, en condiciones normales, a través de la orina, las heces, el sudor, y los pulmones. Cuando se realiza una práctica deportiva o ejercicio físico, las pérdidas se incrementan llamativamente .

Una pérdida de líquido del 1% del peso corporal puede provocar una disminución del 4 al 6% de resistencia, un 4 a 7% de fuerza y hasta el 8% de coordinación y atención. Por ello, es muy importante restituir el agua y los minerales perdidos con el ejercicio físico aportando de forma regular pequeñas cantidades de líquidos y minerales, antes, a lo largo y después de la práctica deportiva sin esperar a tener sed, ya que esto es una señal tardía que se origina cuando ya se han producido cambios orgánicos.