Las 40 semanas del embarazo se dividen en tres trimestres. El bebé que se está desarrollando recibe el nombre de embrión durante las ocho primeras semanas, después se le denomina feto. Todos sus órganos importantes se desarrollan durante el primer trimestre.
Uno de los cambios en la mujer son las náuseas y los vómitos, sus pechos aumentan de volumen y se vuelven delicados, y su peso comienza a aumentar.

En el segundo trimestre, el feto tiene ya una apariencia humana reconocible, y crece con rapidez. El embarazo de la madre es evidente, tanto externa como internamente.

En el tercer trimestre, los órganos de éste maduran. La mayoría de los bebés prematuros nacidos al comienzo del tercer trimestre sobreviven. La mujer embarazada tiende a sentir calor e incomodidades durante este periodo sobre todo por el volumen que va adquiriendo, y muchas ocaciones el sueño puede verse alterado.
     
Señales de embarazo

Existen muchas señales asociadas al embarazo. La más común es la falta del periodo menstrual, pero como no todas las mujeres tienen periodos regulares es importante observar otras señales como: crecimiento de los pechos, náuseas, acidez, fatiga, y micciones frecuentes.

Aun si una mujer presenta todos los síntomas es importante reconfirmar el diagnóstico con una prueba de embarazo con su médico ginecólogo.
Esta prueba puede detectar la presencia de una hormona llamada gonadotropina coriónica humana, que es producida por la placenta y se encuentra presente en la sangre y en la orina de la mujer embarazada.

     
Etapas del embarazo
1er mes

Desde el punto de vista médico, aunque usted lleva embarazada 2 semanas, se considera técnicamente en su semana 4 de embarazo llamada edad gestacional, esto debido a que el embarazo se cuenta desde el primer día de su última menstruación. Lleva tan solo unas semanas de embarazo pero la actividad en el interior del útero es relevanate. Ya el blastocito como se le llama, se implanta en el útero.

Son muy normales los cambios de humor y los sentimientos encontrados hacia el embarzo.

 
2º mes

El embrión en desarrollo ya tiene 3 capas de donde se formará: la capa superior ectodermo (el cerebro, sistema nervioso central, la piel y el pelo). Una capa llamada media mesodermo de donde se desarrollará el corazón y el sistema circulatorio, los huesos, musculos, riñones, órganos de reproducción. La tercera capa donde se desarrollarán intestinos, hígado, páncreas y vejiga.

Comienzan los primeros latidos de su corazón. El embrión mide ahora 43 milimetros de largo y su crecimiento en estas semana es muy rápido. Ya aparece el cordón umbilical y se desarrolla. Igualmente se empiezan a formar los ojos, las orejas y la boca.

Se han formado capullos en el cuerpo que se convertirán en los brazos y las piernas.
 
3er mes
La cara sigue cambiando en la medida que se van desarrollando los ojos, las orejas, y la punta de la nariz comienza a aparecer. Un ultrasonido practicado en esta etapa debe mostrar un corazón palpitante. Los codos se comienzan a formar en los brazos y los dedos de las manos.Los capullos de miembros inferiores comienzan a formar los pies y dedos de los pies. Se desarrollan los dientes debajo de las encías.

Los huesos y cartílagos comienzan a formarse. La estructura básica de los ojos esta ya bien desarrollada y se comienza a formar la lengua. Los intestinos comienzan a separarse del cordón umbilical hacia el abdomen y el cuerpito crece rápidamente para hacer espacio. Los dedos y el pulgar aparecen pero estan cortos.

El embrión nada y se mueve libremente dentro del útero, aunque todavía es muy pequeño para que la mamá lo sienta.

 

La mayoría de las articulaciones ya estan formadas: codo, muñeca, rodilla, hombro y tobillo así como las de manos, pies, y dedos.
 
4º mes

Comenzando esta semana el embrión pasa a llamarse feto. La parte más crítica del desarrollo del bebé ya pasó.
En esta etapa el bebé mide ya de 2-3 centímetros a comienzos de la semana y se duplicará el crecimiento hacia el final de la semana a 5-6 cm. La cabeza es la mitad del tamaño del bebé. En el transcurso de este mes la sangre comenzará a circular entre el bebé y el útero, y la placenta comienza su función.

Los genitales adquieren sus características sexuales según el sexo. El líquido amniótico comienza a acumularse en los riñones del niño y se comienza a producir y a excretar orina. Los músculos de las paredes intestinales comienzan a practicar el peristaltismo -los movimientos de contracción de los intestinos que permiten la digestión y movilización de los alimentos-.

El crecimiento continúa, las cuerdas vocales se comienzan a formar. La cara se empieza a ver más como de humano, al moverse los ojos más cerca entre sí y las orejas a los lados en su posición normal. El hígado comienza a secretar bilis y el páncreas a producir insulina.

Un ultrasonido en este mes permitirá ver el sexo del bebé al igual que todo su cuerpo formado.

 

 
5º mes

Comenzará a sentir los movimientos del bebé a medida que los huesos se van endureciendo. Las piernas son ya más largas que los brazos y mueve sus extremidades con frecuencia. Todavía tiene bastante espacio dentro del útero.

Este es un período de rápido crecimiento a medida que la grasa se comienza a formar debajo de la piel del bebé. El pequeño corazón bombea un poco más de 23 litros de sangre al día. Ya se han desarrollado los reflejos en el niño, pues es capaz de succionar, tragar y parpadear.

El bebé pesa ya cerca de 220 gramos y comienza a parecerse cada vez más a un humano. Los ojos ya se encuentran al frente en lugar de a los lados. Produce movimientos intestinales. Si es hombre se comienza a formar la próstata.

En este tiempo aparece el lanugo, ésta es una sustancia cremosa que protege la piel del niño todo el tiempo que permanece en contacto con el líquido amniótico.
La placenta sigue creciendo y alimentando al bebé. Se encuentra en la mitad de su embarazo. El cabello le empieza a crecer y si es una niña el útero comienza a desarrollarse.

Si comienza a notar su barriga haciendo leves movimientos sincrónicos, no se asuste, el bebé puede tener hipo.
 
6º mes

El bebé ya pesa cerca de 400 gramos y es muy delgado pero bien desarrollado. Se forman los párpados y las cejas, y el cerebro comienza una fase de crecimiento rápido. Si es un niño, los testículos comienzan a descender de la pelvis al escroto.

El cuerpo se va viendo cada vez más proporcionado y se va rellenando. En estas dos semanas completa unos 600 gramos. El peso corresponde a músculo, masa ósea y tejidos y órganos en crecimiento. Un feto de esta edad podría sobrevivir aunque tuviera que permanecer varios meses en cuidado intensivo en incubadora.

La estructura de la columna vertebral comienza a formarse, y consta de 33 anillos, 150 articulaciones y 1,000 ligamentos. Los vasos sanguíneos de los pulmones comienzan a desarrollarse y los orificios nasales comienzan a abrirse.

 

Al finalizar este mes, el bebé puede estar pesando unos 900-1,000 gramos y medir 23 cm. de la coronilla al cóccix.
 
7º mes
Los sacos alveolares en los pulmones se comienzan a formar. Los pulmones comienzan a secretar una sustancia llamada surfactante, la cual cubre el interior de los sacos de aire permitiendo a los pulmones expandirse normalmente durante la respiración. Además del crecimiento activo de los pulmones, el cerebro comienza a tener actividad de ondas cerebrales para los sistemas visuales y auditivos.

Los párpados comienzan a abrirse y se forman las retinas. Crecerá hasta completar 24-25 cms. desde la coronilla al cóccix.

 
8º mes

El crecimiento comienza a disminuir un poco pero el cerebro atraviesa por un período de desarrollo muy rápido. El único órgano que le falta desarrollarse por completo son los pulmones. El bebé ya pesa unos 1,800 gramos y sus cinco sentidos ya son completamente funcionales.

En este punto, el líquido amniótico está en su nivel más alto en el embarazo. La cantidad permanecerá igual hasta el momento del nacimiento. El cerebro ha crecido aumentando el tamaño de la cabeza en 1 cm. Sólo en esta semana. La grasa se sigue acumulando lo que hace volver la piel del bebé de color rojo a rosado.

El bebé responde como un recién nacido con sus ojos abiertos mientras está despierto y cerrados mientras duerme. Ya está desarrollando inmunidad para combatir infecciones leves. Las filudas uñas están listas en la punta de los dedos y tendrá que cortarlas tan pronto nazca.

Al final de este mes, el bebé ya puede estar alcanzado unos 2,500 gramos. La grasa acumulada comienza a distribuirse en brazos y piernas. Ha crecido tanto que ocupa casi todo el interior del útero y tiene poco espacio para moverse. Se ha completado el descenso de los testículos al escroto.

 
9º mes

Con sólo 4 semanas que faltan, el bebé ya está casi listo. Puede nacer en cualquier momento. Esta semana, comienza a distribuir grasa en codos y rodillas y a formarse pliegues en el cuello y muñecas. Llega casi a los 2,900-3,000 gramos. El bebé practica movimientos respiratorios preparándose para cuando nazca. Voltea la cabeza ante el estímulo de luz.

El bebé gana aproximadamente unos 30 gramos por día, sus intestinos tienen acumulado una cantidad de meconio, el material que sale de su primer movimiento intestinal. La circunferencia de la cabeza es casi la misma que la del abdomen.

Ya casi todo el lanugo ha desaparecido y el bebé se prepara para sus últimos días en el interior del útero. Los pulmones siguen madurando y aumenta la producción de surfactante. No se puede mover mucho y su peso ya alcanza unos 3,200 gramos.

Normalmente esta es la última semana de gestación. El promedio del tamaño de un recién nacido es de 3,500 gramos de peso y 50 Cm. de talla. La mayoría de vermix ha desaparecido, el 15% del peso es grasa y el torax se torna prominente. Las contracciones en esta etapa comenzarán en cualquier momento. Ver artículo de parto


volver a temas de salud