NOTICIAS (Ver todas)

noticias_imagenes
2018-05-24

4 PRINCIPALES CONTRIBUYENTES A LA FALTA DE SUEÑO

Usted está cansado y sabe que si pudiera lograr entre 7 y 8 horas de sueño continuo, se despertaría sintiéndose fresco y listo para conquistar cualquier reto que cruce su camino. Sin embargo, a pesar de sus mejores intenciones, no puede lograr quedarse dormido. O si se queda dormido se despierta de repente, sin poder volver a apagar el cerebro para descansar.

Esas son las escenas que ocurren diariamente en los dormitorios. De hecho, las estadísticas recopiladas por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés), demuestran que un 35 por ciento de todos los adultos reportan que están durmiendo menos del promedio recomendado de 7 a 8 horas de sueño ininterrumpido diariamente. Además, casi un 70 por ciento de los estudiantes dicen que duermen menos de las 8 a 10 horas recomendadas para su edad. Este déficit en la duración del sueño saludable se ha demostrado que contribuye a las enfermedades crónicas incluyendo obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedad cardiovascular y depresión.

El impacto que tiene la mala higiene del sueño, representado por estos cuatro contribuyentes a la privación de sueño.

1. El desfase horario social

Muchos de nosotros experimentamos un “desfase horario social”, es decir, una discrepancia entre los horarios de dormir durante la semana y durante los fines de semana.

Acostarse a dormir a distintas horas causa trastornos al ritmo circadiano del cuerpo. Cuando uno está acostumbrado a acostarse temprano durante la semana pero luego se queda despierto hasta tarde y duerme hasta tarde durante los fines de semana, la producción de melatonina de su cuerpo, la cual induce el sueño, se ve afectada.

 

2. Un mal ambiente para dormir

Se recomienda mantener un ambiente apropiado para dormir. Esto incluye mantener la temperatura fresca, los alrededores silenciosos y el dormitorio oscuro.

Se debe limitar la exposición a la luz por lo menos una hora antes de acostarse. Eso es porque la exposición a la luz suprime la producción de melatonina. Eso se ve muy en especial con la exposición a la luz azul emitida por los aparatos electrónicos y los bombillos de alta frecuencia que son tan prevalentes en nuestro mundo moderno.

La luz azul que proviene de nuestros celulares, televisores y computadoras puede mantener su cerebro en un estado de alerta, inclusive cuando el volumen en estos dispositivos está apagado, la luz parpadeante de un televisor o las notificaciones de un teléfono celular que emiten luz despiertan el cerebro, previniendo que este entre en las fases de sueño más profundas.

En el caso de los niños y los adolescentes en especial, se aconseja que los padres saquen los aparatos electrónicos del dormitorio – no solamente para prevenir este fenómeno de la luz azul, pero también para limitar la tentación a que los chicos se queden despiertos después de su hora acostumbrada de irse a dormir.

3. Consumir alcohol o cafeína

Se aconseja no tomarse ese “cafecito” por la tarde, ni tampoco esa copita de vino con la cena, si usted está experimentando trastornos del sueño. Eso es debido a que tanto la cafeína como el alcohol afectan la capacidad del cerebro para entrar en las fases más profundas del ciclo del sueño, donde ocurre el máximo descanso.

“La cafeína es un estimulante que bloquea los efectos de la adenosina – una proteína que señala el sueño en nuestras células”, “Y eso puede impactar nuestra capacidad para dormir por hasta 12 horas después de ser consumida, especialmente entre las personas mayores”.

Se advierte que el café no es el único culpable. La cafeína también se encuentra en las sodas, el té, las bebidas de energía y el chocolate, además de en algunos medicamentos.

Similarmente, el alcohol, mientras que inicialmente sirve como sedante, también fragmenta el sueño. Eso puede conducir al desvelo y a la incapacidad de volver a quedarse dormido. Además el alcohol, conocido como un relajante muscular y un supresor respiratorio – causa que la gente con apnea obstructiva del sueño experimente más episodios de respiración arrestada durante el sueño a medida que los músculos en la parte de atrás de la garganta cubren la vía respiratoria.

4. Dormir siestas

Uno podría pensar que dormir siestas puede ayudar a minimizar el impacto que tiene la falta de sueño en nuestra salud. Sin embargo, las siestas contribuyen a los trastornos del sueño. Eso es debido a que a lo largo de nuestra fase despierta de cada día, nuestras células acumulan proteínas y químicos que alimentan nuestra necesidad para dormir. Una siesta, especialmente una más larga de 30 minutos reprograma la necesidad de sueño del cuerpo.

“Las siestas cortas ocasionales están bien para la mayoría de las personas”, Sin embargo la gente que tiene insomnio debe evitar las siestas por completo para poder alimentar la necesidad natural de sueño del cuerpo.

 

¿Disturbios del sueño o trastornos del sueño?

Mientras que estos cuatro contribuyentes a la privación de sueño representan los más comunes y fáciles de corregir sin intervención médica, si sus problemas del sueño no mejoran con cambios al estilo de vida, entonces usted puede tener un verdadero trastorno del sueño. Hable con su médico para que le ayude a identificar qué más puede ser necesario.

“Insomnio, narcolepsia, el síndrome de las piernas inquietas y la apnea del sueño, son algunos de los trastornos del sueño que tratamos”. Algunos de estos pueden requerir primero un diagnóstico a través de un estudio del sueño, el cual se puede hacer en un laboratorio del sueño o, en pacientes selectos, a través de un kit de evaluación en casa, disponible por parte de un médico.

No importa si su problema del sueño es un “disturbio” o un “trastorno”, la comunidad médica en general advierten que la privación de sueño tiene un impacto duradero en su salud en general y debe ser tratada.

Ya no podemos ignorar la importancia del sueño. Lo bueno es que la mayoría de los trastornos del sueño se pueden tratar con bastante eficacia, ofreciendo una mejor salud y una mejor calidad de vida.

noticias_imagenes
2018-05-21

RINOPATÍA DIABÉTICA

La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes y una de las causas principales de la ceguera. Ocurre cuando la diabetes daña a los pequeños vasos sanguíneos de la retina, que es el tejido sensible a la luz situado en la parte posterior del ojo.

Para tener buena visión, es necesario tener una retina saludable.

Si usted tiene retinopatía diabética, al principio no notará ningún cambio en su visión. Pero con el tiempo, la retinopatía diabética puede empeorar y causar una pérdida en la visión. Generalmente la retinopatía diabética afecta ambos ojos.

¿Cuáles son las etapas de la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética tiene cuatro etapas:

1- Retinopatía no proliferativa ligera. Esta es la etapa más temprana de la enfermedad en la que aparecen los microaneurismas. Estas son pequeñas áreas de inflamación, que parecen ampollas, en los pequeños vasos sanguíneos de la retina.

2-Retinopatía no proliferativa moderada. Según avanza la enfermedad, algunos vasos sanguíneos que alimentan la retina se obstruyen.

3- Retinopatía no proliferativa severa. En esta etapa muchos más vasos sanguíneos se bloquean, haciendo que varias partes de la retina dejen de recibir sangre. Entonces estas áreas de la retina envían señales al cuerpo para que haga crecer nuevos vasos sanguíneos.

4-Retinopatía proliferativa. En esta etapa avanzada, las señales enviadas por la retina para alimentarse causan el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos. Esto se llama la retinopatía proliferativa. Estos nuevos vasos sanguíneos son anormales y frágiles. Crecen a lo largo de la retina y de la superficie del gel vítreo, el gel incoloro que llena el interior del ojo.

Por sí mismos, estos vasos sanguíneos no causan ningún síntoma o pérdida de la visión. Sin embargo, tienen paredes muy delgadas y frágiles. Si llegaran a gotear sangre, podría haber una pérdida severa en la visión o incluso resultar en la ceguera.

¿Quién corre riesgo de desarrollar la retinopatía diabética?

Todas las personas con diabetes, tanto del tipo 1 como del tipo 2.

Por eso, todas las personas con diabetes deben hacerse un examen completo de la vista con dilatación de las pupilas, por lo menos una vez al año. Entre el 40 y el 45 por ciento de las personas diagnosticadas con diabetes tienen algún nivel de retinopatía diabética. Si usted tiene retinopatía diabética, su oculista le puede recomendar un tratamiento para prevenir el progreso de esta enfermedad.

La retinopatía diabética también puede ser un problema para las mujeres embarazadas que padecen de diabetes. Para proteger su visión, toda mujer embarazada que tiene diabetes debe hacerse un examen completo de la vista con dilatación de las pupilas cuanto antes. Su oculista le puede recomendar exámenes adicionales durante su embarazo.

¿Cómo causa la retinopatía diabética una pérdida en la visión?

Los vasos sanguíneos dañados por la retinopatía diabética pueden causar una pérdida en la visión de dos maneras:

1- Se pueden desarrollar vasos sanguíneos anormales y frágiles que pueden gotear sangre en el centro del ojo, opacando la visión. Esto es la retinopatía proliferativa, y es la cuarta y la más avanzada etapa de la enfermedad.

2-Líquido puede gotear dentro del centro de la mácula, la parte del ojo que provee la visión central clara. Este líquido también hace que la mácula se inflame, nublando la visión. Esta condición se llama edema macular. Puede ocurrir en cualquier etapa de la retinopatía diabética, aunque es más probable que ocurra al progresar la enfermedad.

Aproximadamente la mitad de las personas que tienen retinopatía proliferativa también padecen de edema macular.

¿Tiene algún síntoma la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética frecuentemente no ofrece ninguna señal de advertencia temprana. No espere a tener síntomas. Asegúrese de hacerse un examen completo de la vista con dilatación de las pupilas, por lo menos una vez al año.

¿Cuáles son los síntomas de la retinopatía proliferativa si ocurre una hemorragia?

Al principio, usted sólo verá unas manchitas de sangre que “flotan” en su visión. Si le aparecen manchas más grandes, vaya a su oculista lo más pronto posible. Puede que necesite tratamiento antes de que ocurra una hemorragia más seria. Las hemorragias suelen ocurrir más de una vez, y frecuentemente cuando está dormido.

Algunas veces las manchas desaparecen sin tratamiento y usted verá mejor. Sin embargo, la hemorragia puede ocurrir de nuevo y nublarle su vista severamente. Por esto, usted tiene que ver a su oculista a la primera señal de que se le está nublando la vista, antes de que haya más sangramiento.

Si no se trata, la retinopatía proliferativa puede causar una pérdida severa en su visión o incluso la ceguera. Además, mientras más pronto reciba tratamiento, más probabilidad tendrá de que el tratamiento sea eficaz.

noticias_imagenes
2018-05-17

APNEA DEL SUEÑO: DIAGNÓSTICO Y POSIBLES TRATAMIENTOS

Dormir es clave para el funcionamiento diario de nuestro organismo. Las enfermedades que alteran el sueño son altamente prevalentes afectando hasta al 50% de la población en algún momento de la vida. Solo la apnea obstructiva del sueño puede afectar al 15% de la población, principalmente a hombres sobre 50 años.

Los síntomas de la apnea obstructiva del sueño (SAHOS) pueden ser diurnos o nocturnos. Durante el día se produce somnolencia excesiva, dolor de cabeza matinal, disminución de la concentración y deterioro intelectual, lo que provoca una baja de rendimiento laboral y alteraciones en el ánimo. En la noche, se observan ronquidos, insomnio, pausas respiratorias, reflujo y sudoración.

Existen factores que se asocian a SAHOS como obesidad, la obstrucción nasal, circunferencia del cuello. El consumo de alcohol aumenta los síntomas.

El diagnóstico se realiza por una historia dirigida de los síntomas, siendo los más importantes las pausas respiratorias nocturnas (apneas), ronquidos y el excesivo sueño durante las actividades diurnas. Para determinar la severidad del síndrome es necesario realizar un examen en el cual de graban las distintas variables del sueño durante una noche. Este examen se denomina polisomnografía e implica dormir con una serie de sensores indoloros, los cuales miden el oxígeno en la sangre, pausas respiratorias, fases del sueño, movimientos, etc.

Una vez realizado el diagnóstico es necesario ver los elementos que pueden mejorarse para el tratamiento, entre los cuales destaca la obesidad, sedentarismo, tabaquismo, tratamiento de otras enfermedades asociadas como la hipertensión, diabetes y dislipidemia.

Algunas de las complicaciones que puede generar el desarrollo de una apnea obstructiva sin tratamiento son:

-Dificultad el manejo de la hipertensión, aumenta la posibilidad de infartos cerebrales o al corazón y desfavorece control de la diabetes.

-Aumenta las posibilidades de padecer latidos irregulares del corazón (arritmias).

-Incrementa las posibilidades de tener un accidente automovilístico o en el trabajo.

-Disminuye el rendimiento laboral y la líbido.

noticias_imagenes
2018-05-17

MALOS HABITOS DE POSTURA

Sentarse hacia atrás, no levantarse del puesto cada hora y media, no mover el cuello ni hacer ejercicios de estiramiento, así como no tener la espalda recta frente al computador, son los factores más comunes que pueden llegar a perjudicar la salud corporal.

El dolor de espalda es una de las lesiones más comunes en el ámbito laboral. Estar muchas horas “mal sentado” frente al computador, hablar por teléfono sujetándolo con el cuello torcido o levantar mucho peso en forma inadecuada, entre otros, son factores determinantes para que se presenten problemas como tortícolis, lumbalgia, lordosis o escoliosis.

Una buena postura corporal no es solo cuestión de estética. Mantenernos erguidos y con la espalda recta evita problemas musculares y de la columna. Las malas posturas pueden generar, de manera silenciosa, problemas en las articulaciones, músculos y huesos.

Dado el desconocimiento de las personas respecto a estas patologías y el no tener conciencia del daño que se pueden autoprovocar, no se corrigen los malos hábitos posturales.

Cuando estás sentado por largo tiempo frente a la computadora es usual que adoptes diferentes posturas. Lo más común es resbalarse en la silla y encorvar la espalda más de lo normal. El problema es que, sin darte cuenta, estás lesionando diferentes partes de tu cuerpo, lo que luego te traerá diferentes y molestos dolores que podrían interferir con tu desempeño laboral.

Por esta razón, se recomienda mantener el cuello en posición vertical, relajado, con los hombros separados de las orejas y evitar que la parte inferior de la espalda se mantenga doblada hacia adelante durante mucho tiempo cuando la persona está sentada.

Lo ideal es mantener la espalda recta y apoyada al respaldo de una silla tipo ergonométricas, que debe estar adecuada al tipo de trabajo en el que te encuentres. Sumado a esto, se debe nivelar la mesa a la altura de tus codos. Además, si trabajas muchas horas en la misma postura es recomendable que tomes pausas cada media hora, que muevas tus piernas y que elongues.

Calle 60 #329 B entre 35 y Av. Colón.

Mérida Yucatán México

CP 97000

Tel. (999) 920 40 40

cemsureste@cemsureste.com

Mensaje enviado correctamente